Seleccionar página

EEUU Y LA CADENA DE CONSPIRACIONES

EEUU Y LA CADENA DE CONSPIRACIONES

¿Conspiraciones inauditas?

Mucho se ha dicho del atentado que redujo a escombros las torres de Nueva York en aquel fatídico 11 de septiembre. Posteriormente sucedió la invasión a Irak, que se justificó en la presencia de armas de destrucción masiva, armas que nunca fueron encontradas. Quizás no pueda saberse nunca la realidad de estos eventos, pero entre incongruencias e hipótesis, en defensa o en contra de las versiones oficiales, lo que más inquieta es la existencia de antecedentes reales, antecedentes que demuestran que este tipo de prácticas son parte de los planes estratégicos de una nación, que buscan manipular la opinión. Una vez logrado, pueden justificar las intervenciones militares en países enemigos.

Sea cierta o no la teoría de la conspiración del 11S, mucho deja a la imaginación cuando nos detenemos en los proyectos que la CIA planteó para poder invadir países como Cuba durante la década de los 60. Las coincidencias en cuanto a los motivos y el modus operandi diferencian las situaciones sólo en la la magnitud del evento, en la cantidad de seres a sacrificar, y el tamaño de la nación enemiga. Por supuesto, también se diferencian en que uno de los proyectos fue llevado efectivamente a cabo.

La operación Northwoods

“Operación Northwoods”, fue el nombre del grupo de propuestas que pretendían generar un clima de zozobra en suelo estadounidense. Entre las propuestas se encontraban planeados ataques terroristas a civiles, a aviones tripulados y no tripulados, éstos respaldados por campañas de desinformación, hundimiento de buques, de balsas de cubanos que intentaban salir de la isla, entre otras. Todas las propuestas tenían la intención  de ser atribuidas a Fidel Castro. La operación buscaba crear un respaldo de la población estadounidense y de la opinión pública internacional y declarar así una guerra abierta contra Cuba. Una vez logrado podrían usar libremente todo el arsenal necesario para poder derrocar al gobierno de la isla ¿Suena familiar?

terrorismo de la CIA

Sin embargo la operación no se llevó a cabo. Se cree que fue por el rechazo de John F. Kennedy quien se preocupaba aún más por la guerra de Vietnam. Kennedy también intentó despojar de su actividad paramilitar a la CIA y despidió a su vez miembros importantes de la agencia. No es de extrañar, por tales motivos, que este personaje fuera víctima del famoso magnicidio, una de esas no muy convincentes casualidades. John F. Kennedy pasó así a alimentar otro grupo de teorías conspirativas, ante lo oportuno del evento dentro de este mismo contexto, enmarcado en un entorno de políticas y estrategias sucias para garantizar la supremacía de una nación. Poder a costa del sacrificio de innumerables vidas humanas.

Magnicidio

Ataques convenientes

Son demasiadas las inconsistencias y las coincidencias, pero, en todo caso, siempre muy convenientes para EEUU. Una vez se estudian estas teorías de conspiración en el marco de los intereses que están detrás de estas acciones, se entiende el porqué de la existencia de tantas especulaciones en torno a figuras como la CIA, a EEUU, y a estos eventos. Y es que basta preguntarse ¿a quién favorecen realmente? ¿Quiénes se ven beneficiados con este tipo de acciones? Mucha casualidad es que las tragedias que le ocurren a este país ventilen complicaciones económicas internas e intereses políticos. El problema es que estados enteros han quedado inmersos en situaciones casi anárquicas, como Libia o Irak, después de serle otorgada tan “generosamente” la democracia norteamericana.

Buscando armas de destrucción masiva

Quizás no pueda saberse con certeza qué tan involucrados han estado los intereses de las naciones en los supuestos ataques terroristas. Ataques que terminan costando la vida de miles de inocentes. Pero, de ser cierto, ¿será un método exclusivo de Norteamérica? ¿Serán todos los ataques terroristas que ocurren en Europa verdaderamente originados por la xenofobia y la intolerancia religiosa?

Escepticismo necesario

Entre muchas otras teorías, en mayor parte interconectadas entre sí, no dejan de existir quienes con escepticismo cuestionan las versiones oficiales. Y es que incluso existen teorías donde se plantea que el Estado Islámico (ISIS) ha sido una creación de los países occidentales. Lo que si no se puede negar de éste, es que está estrechamente vinculado a la intervención norteamericana en el medio oriente, pues es justamente a raíz de la caída de la dictadura de Hussein donde ISIS florece, y se impone como una fuerza terrorista de gran poder en la región.

Terrorismo en oriente

Queda entonces la pregunta en el aire. ¿Será el demonio del terrorismo la nueva forma de propagar el miedo y justificar las más atroces políticas? Durante toda la historia del hombre la distracción ha jugado un roll fundamental, el de evitar que las masas se enfoquen en los verdaderos problemas. Son los muchos que notan esta situación los padres de estas teorías de conspiración que no parecen del todo incongruentes. Teorías que son necesarias para demostrar al mundo que no todos reciben con sumisión las versiones oficiales de la historia y de los hechos más polémicos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *