Seleccionar página

Mitos y verdades de Cleopatra, reina de reinas

Mitos y verdades de Cleopatra, reina de reinas
A través de los tiempos, muchas mujeres inigualables han dejado su huella en la historia. Cleopatra, la reina egipcia de la era precristiana, es una de ellas. Cientos de mitos se construyen alrededor de su enigmática figura y, hasta nuestros días, sigue siendo un ícono femenino influyente.

Mucho se ha dicho sobre ella y una de las habilidades que se le ha atribuido con el pasar de los siglos es el poder de la seducción. Se cree que poseía una belleza deslumbrante que siempre supo usar como arma a su favor, para seducir y manipular hombres poderosos. Se ha afirmado en repetidas oportunidades que tomaba baños de leche y de sangre para potenciar sus encantos, entre otras excéntricas costumbres que no se han podido confirmar.

Es bien conocida por haber tenido relaciones amorosas con dos de los hombres más poderosos del imperio romano: Julio César y Marco Antonio. También se cree que devengaba una aguda inteligencia, que la llevó a urdir efectivos planes y estrategias que le aseguraran el poder. Sin embargo, ¿cuánto hay de cierto en las creencias sobre Cleopatra?

Cleopatra, reina de reinas

Los orígenes

De acuerdo con las investigaciones de distintos estudiosos del antiguo Egipto, Cleopatra habría sido hija de Cleopatra V Trifena y Ptolomeo XII Auletes. Ascendió al trono de Egipto a la temprana edad de 17 años, conjuntamente con su hermano Ptolomeo XIII, en el año 51 antes de Cristo. Ptolomeo, de apenas 12 años, era el esposo de Cleopatra, ya que era algo que se acostumbraba en la época y en la dinastía ptolemaica, para asegurar la pureza del linaje.

La femme fatale

A pesar de la fama de mujer seductora y de conducta cuestionable, a través de los años han surgido teorías que indican que en realidad estos rumores fueron construidos por sus enemigos, quienes buscaban desacreditar su imagen. Considerando que Cleopatra demostraba tener una gran astucia política y una aguda inteligencia, muchos hombres poderosos le temían y levantaban calumnias para perjudicarla.

De hecho, personajes como César, Pompeyo, Mecenas o Escario han calificado a Cleopatra de lasciva, ramera o yegua indecente. Sin embargo, se pudo constatar en diversos registros que estos manifestaban abierta antipatía por la líder egipcia. Esto pudo originar la emisión de comentarios alejados de la realidad.

Cleopatra

El legendario suicidio de Cleopatra

Tras verse acorralada por su enemigo Octavio, Cleopatra llegó a la fatídica decisión de quitarse la vida. Este destino era preferible a ser tomada prisionera y exponerse a todo tipo de tratos indignos. Fue así que, encerrada en una cámara privada, decidió hacerse picar por una cobra venenosa, enfrentando así una muerte dolorosa y letal. Esta escena ha sido recreada en diversas películas y libros construidos sobre la figura de la legendaria Cleopatra.

curiosidades-y-mitos-cleopatra 

Curiosidades y algunos mitos desmontados

  • Tuvo una intensa y variada educación, lo que la convirtió en una mujer de amplias capacidades. Una de ellas era el dominio de la lengua faraónica, que además le valió la admiración y el respeto de sus súbditos egipcios. Hablaba alrededor de 12 idiomas y tenía el don de encantar a los demás con conversaciones profundas e inteligentes.
  • A pesar de la gran reputación de mujer hermosa que se destacaba por su belleza, se han encontrado bustos, grabados y representaciones de Cleopatra que parecen indicar lo contrario. Más bien sugieren que sus encantos no provenían de su aspecto físico, sino de su magnética y envolvente personalidad.
  • Tuvo una formación que incluía áreas como filosofía, astronomía, oratoria, matemáticas, literatura y política.
  • Acostumbraba agasajar con gran pompa a los mandatarios de otras naciones y a recibirlos con extravagantes detalles. Es famosa la anécdota en la que Cleopatra, ante la prohibición que tenía de verlo, se presentó ante Marco Antonio escondida en el interior de una alfombra y ataviada con sus mejores galas.
  • Fundó, en conjunto con su amado Marco Antonio, un club de juerga en el que acostumbraban a celebrar orgías, beber sin límites y entregarse a todo tipo de excesos.
  • Después de que Cleopatra y Marco Antonio fueran derrotados en la batalla de Actium, ella tuvo que regresar a Alejandría huyendo de sus enemigos. Desde allí estuvo evaluando distintos destinos en los cuales refugiarse; entre ellos contempló Arabia e Hispania.
  • Pese a la difundida historia, algunos estudiosos afirman que no se puede decir con seguridad que Cleopatra haya muerto por una picadura de serpiente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *