Seleccionar página

EL AHNENERBE: LA SECTA NAZI OCULTISTA

EL AHNENERBE: LA SECTA NAZI OCULTISTA

El Ahnenerbe fue un instituto científico creado en el tercer Reich dedicado a investigar la historia arqueológica y cultural de la raza aria con el fin de establecer la superioridad racial del pueblo germánico. O al menos esa fue su función en un principio, pues terminó convirtiéndose en un grupo enfocado a estudiar el ocultismo con el propósito de crear una nueva religión nazi que reemplazara el catolicismo.

Su nombre proviene de una obscura palabra alemana, “Ahnenerbe”, que significa “heredado de los antepasados”.

La “Sociedad de Estudio para la Historia Intelectual Primordial”, nombre con que eran conocidos formalmente, fue fundada el 1 de julio de 1935 por Heinrich Himmler, Herman Wirth y Richard Walther Darré.

El Ahnenerbe realizó experimentos y expediciones para intentar demostrar que las poblaciones nórdicas arias habían gobernado una vez el mundo y para encontrar reliquias, obras de arte y documentos que probaran su teoría. Esto llevó a científicos alemanes a viajar alrededor del mundo en busca de viejos mitos como la ciudad de Atlántida, el santo grial y portales para comunicarse con Dios.

Las SS y el nuevo orden mundial

Heinrich Himmler era un fanático de las ciencias ocultas y profesaba creer en “fuerzas desconocidas que nos rodean”. Este hombre, quien fuera director del Ahnenerbe, era a su vez comandante en jefe de Las SS, también conocidas como Schutzstaffel o ‘escuadras de protección’ que eran una organización paramilitar para la protección de Adolf Hitler y el NSDAP.

EL AHNENERBE: LA SECTA NAZI OCULTISTA

EL AHNENERBE: LA SECTA NAZI OCULTISTA

Heinrich Himmler

Sin embargo, el SS era más que simplemente un grupo de guardaespaldas. La estructura de la SS fue originalmente la de una orden mágica. Hasta 1940, cada oficial aceptado en las SS debía tomar un curso especial en magia rúnica. De hecho, el emblema del grupo es una doble runa Sigel que es conocida como símbolo de la victoria.

SS Nazi

SS Nazi

Emblema de las SS

Ahnenerbe: Nuevos rituales

En 1937, el personal de Himmler empezó la planificación de un movimiento cultural religioso destinado a reemplazar al catolicismo. Los miembros de las SS tenían prohibido participar en ceremonias religiosas cristianas de cualquier tipo y debían romper por completo sus lazos con la iglesia.

En su lugar, las SS crearon nuevas ceremonias paganas, por ejemplo, la celebración del Solsticio de Invierno sustituyó la navidad y a partir de 1939 la palabra ‘navidad’ fue prohibida en las conversaciones del grupo.

Todas las nuevas ceremonias se llevaban a cabo con fuegos sagrados  y procesiones con antorchas encendidas. Poco a poco los ritos cristianos fueron reemplazados por sus versiones paganas. Esta corriente mística que surgió en las SS gracias a Himmler reunía conceptos como “la pureza de la sangre”, la conquista de Europa desde Alemania y la supremacía de la raza aria; todo esto, por supuesto, con el Furher como figura principal.

Himmler diseñó ceremonias especiales de matrimonio y bautizos en las SS. Así mismo, realizó numerosos rituales de magia negra en el castillo de Wewelsburg que incluían necromancia y el uso de muchos símbolos de ocultismo poderosos.

Nazis simbología

Nazis simbología

El Sol Negro

En 1945, el castillo fue derribado como parte de una estrategia militar. Sin embargo, se dice que el símbolo del Sol negro resaltaba en las ceremonias del grupo. Este símbolo representa, según expertos, a “un sol oculto, una energía inspiradora, dadora de sabiduría y las claves del dominio que proporcionaba su fuerza superior a la raza aria”

Las runas y la tierra sagrada

Una de las especialidades del Ahnenerbe era el estudio de runas nórdicas. Estas investigaciones fueron llevadas a cabo por Hermann Wirth hasta 1937 cuando abandonó el grupo, y fue reemplazado por el profesor Wüst, quien también dedicaría gran atención al estudio del sánscrito y su conexión con el idioma de la raza aria.

Las runas son equivalentes a los alfabetos romanos, griegos, cirílicos o hebreos. Pero son mucho más que un alfabeto. “Runa” significa “secreto”, “misterio”, o “escondido”, y está relacionado con el alemán raunen, que significa “susurrar”, y el irlándes run, que significa “un secreto”.

También te puede interesar: Misteriosas luces en cielo méxicano

¿Qué es el Ahnenerbe?

El Ahnenerbe tenía un instituto especializado en el estudio de los Eddas, que son colecciones de historias relacionadas con la mitología nórdica (consideradas por Himmler como textos sagrados) y la propia Islandia, que el Ahnenerbe consideraba equivalente a una tierra santa, como el Tíbet.

De acuerdo a las creencias ariosóficas, Islandia era la última conexión sobreviviente con la Tule, la patria primigenia de la raza pura germánica. El Ahnenerbe también tenía un departamento para investigar la “Welteislehre” (teoría del Mundo de hielo). Esta teoría se basó en la tesis de Blavatsky de que existieron varias lunas en el pasado y que el acercamiento de estas lunas dio resultado a un cambio polar y una Edad de Hielo. Según la teoría, el mundo fue creado cuando un pedazo gigante del hielo chocó con el sol.

Magia antigua

Himmler desplegó el programa “Sondereinheit H” para buscar cualquier rastro de  magia germánica que hubiera sobrevivido a la caza de brujas. A través de la investigación, Himmler adquirió más de 140.000 libros sobre el tema del ocultismo en las bibliotecas de toda Europa.

El final del Ahnenerbe

El Ahnenerbe se trasladó a Waischenfeld en Franconia en agosto de 1943 para evitar los bombardeos. Allí permanecieron hasta que la fuerza armada americana tomó la ciudad en abril de 1945. La guerra terminó antes de que el Ahnenerbe encontrara otra sede permanente, y durante el período intermedio, un gran número de documentos fueron destruidos. Algunos de los miembros que sobrevivieron a la guerra se reinsertaron en la academia con nombres falsos.

Entre muchas de las investigaciones que llevó a cabo el Ahnenerbe también se encuentran: la búsqueda de la lanza sagrada (de la que Hitler logró apoderarse), el Arca de la alianza, el santo grial, ciudades subterráneas en el Himalaya, el ‘paraíso polar’ o la Tule, la región Hiperbórea, Atlántida y, por supuesto, la existencia de vida extraterrestre. Sin embargo, en la actualidad no se tienen registro de estas investigaciones o los resultados que dieron las mismas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *