Las historias que hemos escuchado a través del tiempo sobre los continentes perdidos de Atlantis y Lemuria, nos han narrado lo grandiosos que han sido estas dos culturas y cuanto han aportado en nuestros antepasados, pero nunca nos han hablado del cómo o por que pudo acabar su gran existencia en nuestro mundo.

mapa de Lemuria




Según las investigaciones hasta el momento sobre estos continentes, ambos tenían sabiduría y tecnología mucho más avanzada de la que tenemos en la actualidad; pero siendo tan avanzados, ¿Por qué con su tecnología no lograron rescatar sus continentes de una supuesta devastación?, la respuesta la encontraríamos en una nueva teoría tan loca como las demás, estos dos grandes continentes habrían tenido una guerra tan grande que hizo que ambos, como en toda guerra, se destruyan masivamente.

Como se sabe Lemuria es distinto al continente perdido de Mu, por ello es que en el tiempo en el que existieron estos dos grandes continentes la geografía de nuestro planeta era distinto, pero en el mundo de ese entonces solo existían dos potencias las cuales tenían distintos tipos de pensamiento lo que originaría una guerra entre estas dos potencias.

guerra entre los continentes de lemuria y atlantis

Según las investigaciones de científicos de la Universidad de Oslo, Lemuria sería mucho más antigua que Atlantis, esta se habría encontrado en el sur del océano Pacifico, pasando por parte del continente de Oceanía hasta el océano Indico tomando parte de Sudáfrica, Madagascar y Sri Lanka, tiempo después de su desaparición, Lemuria habría dejado parte de su continente en África, América, Oceanía y algunas pequeñas islas con tamaños menores a lo que en la actualidad es Madagascar y todo esto sucedió hace 1200 millones de años.

Cuenta la leyenda que hace 4 millones y medio de años antes de Cristo, el arcángel Gabriel habría llegado a la Tierra con su equipo de ángeles, escoltando a seres del reino de la Luz quienes serían las primeras almas que se convertirían en el cimiento de la Raza Lemuriana; estas almas habrían provenido de la Tierra de Mu, de un universo distinto al nuestro llamado Dahl.

En aquella época, la Tierra era un lugar virgen y lleno de vegetación, un lugar tan perfecto para que se inicie una nueva especie, por este motivo fue que incluso otras razas de distintos lugares como Sirius, Alfa, Centauro y Pléyades, llegaron también para junto a los Lemurianos evolucionen; el continente Lemuriano fue el centro de todo el planeta, ya que era considerada una raza iluminada por que estos vivían en una quinta dimensión, muy distinta a los demás; la era lemuriana duro aproximadamente hasta los 12 mil años antes de Cristo.

restos de los continentes perdidos




La Atlántida por su parte nació tiempo después y su evolución hizo que fuese un continente poderoso al igual que Lemuria, aproximadamente convivieron en el año 25 mil antes de Cristo, y los combates que tenían debido a su ideología era notoria; los Lemurianos creían firmemente que las otras civilizaciones menos evolucionadas debían continuar por ellos mismos a mejorar de acuerdo a sus propios criterios y cambios, pero los Atlantes creían que estas nuevas civilizaciones deberían ser controladas por las más evolucionadas para así crear armonía entre el mundo y sus civilizaciones.

Las guerras que tuvieron estas potencias mundiales fueron devastadoras, ya que al ser civilizaciones avanzadas contaban con bombas tan fuertes como las nucleares, el poco tiempo que duro los bombardeos termonucleares en los continentes Lemurianos y Atlante, dejo muy dañados a ambas civilizaciones y lo peor es que no dejo ningún vencedor como en toda guerra de ese tipo; el resultado de la guerra hizo que estos seres bajaran incluso hasta a una tercera dimensión.

Estos dos continentes fueron víctimas por sus acciones y lo peor es que sus tierras fueron las más afectadas, los sacerdotes al enterarse que sus continentes se hundirían bajo el agua informaron a los altos mandos de cada uno de estos continentes; los Lemurianos tuvieron que pedir permiso a la confederación galáctica de planetas que ya habían aprendido la lección sobre las guerras, para poder construir una ciudad que formara parte de una red subterránea llamada Agharta; el permiso concedido a los Lemurianos les llevo a la construcción de la ciudad denominada Telos, esta ciudad iba a tener capacidad para albergar 200 mil personas lo cual no sucedió por que la catástrofe llego mucho antes de lo que se había previsto, únicamente 25 mil personas pudieron salvarse.

El Maestro Himalaya, a través de Geraldine Innocenti quien era el alma gemela de El Morya, conto que la madre patria desapareció en una noche, los sacerdotes que se encontraban en el templo de luz sagrado, permanecieron dentro de este esperando el fin cantando una melodía que actualmente es conocida como Auld Lang Syne y orando mientras el agua subía, hasta que los ahogo.

Estos sacerdotes sabían que retornarían a su hogar después de la muerte, otorgaron la fuerza necesaria a los sobrevivientes, este acto valeroso hizo que el miedo a los cataclismos futuros que existía en los sobrevivientes se acabe, literalmente, su manto de luz genero un aura que cubriría a los sobrevivientes a liberarlos del miedo para que los cuerpos etéreos no sean odiados en el futuro.

Antes del total hundimiento de Lemuria, fue profetizado que un día lejano, todas las almas se juntarían de nuevo en grupos para cantar su melodía sabiendo que la victoria de la Tierra seria plena; según se sabe que a partir de esta catástrofe los Lemurianos prometieron dar asistencia a la humanidad de este mundo, ya que tenían bien marcada la idea que un nuevo mundo estaba por surgir y que algún día cuando vuelva Lemuria el paraíso seria manifestado nuevamente en la Tierra.

hundimiento de los continentes perdidos

Lemuria se hundió, al igual que la Atlántida debido a la guerra que tuvieron; sus restos aun los mantiene el mar, y su historia esta aún por descubrir; cada una de sus leyendas nos cuentan que su raza nunca morirá, ya que por el amplio conocimiento que han adquirido por toda la historia, saben que algún día el humano con su evolución podrá saber la realidad y la verdad de todo el universo entero, en ese momento el humano comprenderá que la guerra es simplemente algo que destruye razas.