Select Page

El significado de la vida y la clave de la felicidad

El significado de la vida y la clave de la felicidad

(Platón) sobre el significado de la vida

Dios es una dimensión moral. 

No presumiría explayarme sobre este tema tan importante si mis conclusiones no coincidieran con las de Platón. Es aquí mi base acerca del significado de la vida.

Un hombre que tiene considerablemente más credibilidad que yo.

Tampoco espero que esta revelación resulte en un renacimiento religioso repentino. La mayoría de la gente parece contenta con su estado actual. Sin embargo, sentí que debería transmitir esta verdad como un asunto de registro. Nunca se diga que no conocíamos la Verdad, solo que la ignoramos. (Soy consciente de que esta es la base de muchas religiones y está lejos de ser original). 

[PRECAUCIÓN; Es posible que su mente haya estado condicionada a cerrarse ante la mención de la palabra “Dios”. Todavía tengo miedo de mencionar su nombre. Si eres como yo, trata de superar tu condicionamiento satánico.]  

He estado diciendo durante años que, para los humanos, Dios es una dimensión moral, un estado de Conciencia en el que los ideales espirituales como la Verdad, la Belleza, el Amor, la Justicia y la Bienaventuranza son evidentes. Sed, pues, perfectos como vuestro Padre que está en los cielos es perfecto. (Mateo 5:48)

Esto es idéntico a la filosofía de Platón de Ideas o Formas. Por ende baso el significado de la vida enteramente en sus teorías.

Sí, Dios es Bienaventuranza. Somos emisarios del cielo, visitantes de un lugar mucho mejor. Tenemos un vago recuerdo de esto y pasamos nuestras vidas buscando replicarlo. 

Todos buscamos a Dios pero no lo sabemos. Esa es la naturaleza humana. Pero el mundo está controlado por otro Dios, Satanás y sus lugartenientes mundanos, los Rothschild et al. Han escrito al Creador de su universo.  Han reemplazado a Dios en la mente de los hombres.

Nos han convencido de que no tenemos conexión con un Dios que no existe. No tenemos Propósito Divino. 

Nos han encarcelado en una cueva y proyectan imágenes de dioses mundanos como el dinero, el sexo y el poder que apelan a nuestro estado carnal.  

Estos son un facsímil patético de la condición espiritual que nuestras almas conocían, y anhelan una vez más, pero estamos confundidos porque todos persiguen las mismas cosas. Todos estan durmiendo. 

El significado de la vida y la Clave para la Felicidad es reconocer que realmente anhelamos la Dicha que es Dios. Tenemos que dejar ir a los dioses falsos para lograr ese estado. Mientras estos falsos dioses parecen tentadores, nos mantienen prisioneros 

Dios es una dimensión moral. Dios es la Cuarta Dimensión sin la cual no podemos vivir. Estamos en esta dimensión todo el tiempo, pero no lo llamemos Dios. Decir que no crees en Dios es como decir que no crees en el aire que respiras.

El cambio implica más que dejar ir a los falsos dioses. También implica una reorientación. No vivimos para nosotros mismos. Vivimos para servir a Dios. Vivimos para canalizar a Dios. Somos sus misioneros. No tenemos miedo a la muerte. Hemos muerto a este mundo. 

Juan 3: Jesús le respondió: “De cierto, de cierto te digo, a menos que uno nazca de nuevo, no puede ver el reino de Dios”. 4 Nicodemo le dijo: “¿Cómo puede un hombre nacer cuando es viejo? ¿Puede entrar por segunda vez en el vientre de su madre y nacer?” 5 Jesús respondió: “De cierto, de cierto te digo, a menos que uno nazca del agua y del Espíritu, no puede entrar en el reino de Dios. 

Morir al mundo y nacer de nuevo es una inmensa lucha espiritual. ¿Cuántos de nosotros tenemos la fuerza? ¿Cuántos tienen el deseo? Soy un prisionero de este mundo. La vida es bastante cómoda.

¿Cómo servimos a Dios? Al servir los absolutos espirituales mencionados anteriormente: Verdad, Amor, Justicia, Bondad y Belleza. Mi camino es el camino de la Verdad, pero hay tantas formas de servir a Dios como especies en la tierra. 

Dios es la Bienaventuranza que buscan nuestras almas. Para recrear el amor de Dios en el mundo.  

A nuestra manera, dejemos que cada uno de nosotros grite la palabra “Dios” desde los tejados. 

No Autorizado

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *