En 1998, un presentador de radio de un popular programa de ciencia ficción recibió un fax de un soldado estadounidense, que afirmaba tener un conocimiento detallado de los viajes en el tiempo, en noviembre de 2000, ese mismo soldado estadounidense inició sesión en un foro de mensajes; su nombre era John Titor, y como todos los otros comentaristas en el foro, publicó varios mensajes y entabló conversación sobre varios detalles de una máquina del tiempo, a diferencia de otros comentaristas he teorizado los seis componentes que se necesitarían para que funcione dijo Titor en su publicación, en el cual también explico que sabía todo estos componentes porque era del año 2036.

ibm 5100

De acuerdo con los mensajes de John Titor, él era un militar estadounidense, con sede en Tampa, Florida, que trabaja para el gobierno como parte de una iniciativa de viajes en el tiempo, en sus publicaciones detalló el alcance del proyecto y los resultados de sus hallazgos; afirmó que había sido seleccionado para el proyecto debido a su herencia paterna, el padre de su padre había trabajado para IBM en la década de 1970 y había trabajado para crear IBM 5100, un modelo informático temprano. Titor dijo que en el año 2036, había sido seleccionado para viajar de regreso a 1975, y obtener un IBM 5100, que ayudaría a los futuros científicos a decodificar un programa de computadora que existía en ese año.

Sus razones para detenerse en 2000 fueron personales, afirmó; además de ubicar fotografías y hablar con algunos miembros de la familia, también quería dar una advertencia, sus últimos mensajes comenzaron a hacer mención de un futuro salvaje e incierto para Estados Unidos, uno que era sombrío e inquietante.

John Titor describió una segunda Guerra Civil en los Estados Unidos, que resultaría en la fracturación del país en cinco regiones autónomas, Washington D.C. y Jacksonville, Florida serían atacados y eliminados por el enemigo, dejando a Omaha, Nebraska, como la nueva capital de los EE. UU. La guerra civil sería larga, comenzando en 2004 y terminando en 2015 con una breve pero intensa Tercera Guerra Mundial, que llevaría a la destrucción del medio ambiente y la infraestructura global.

guerra civil estadounidense

También advirtió a otros post del foro sobre la creciente amenaza de la enfermedad de Creutzfeldt-Jakob, una enfermedad fatal, incurable, priónica que causa una rápida degeneración del sistema nervioso y se transmite a través de productos de carne; en cuanto a las predicciones de otras personas sobre el futuro, John Titor confirmó una teoría, el modelo de Everett-Wheeler de física cuántica, también conocido como la “teoría de muchos mundos”, dijo, era la explicación correcta del universo; según explico existen múltiples líneas de tiempo y escenarios, todo lo que sucedió en el pasado haría que el futuro sea único en todos estas líneas de tiempo.

Las historias que John Titor contaban pronto se hicieron virales y comenzaron a desvelarse, su validez fue cuestionada cuando se reveló que no existía ningún registro de alguien llamado John Titor, o una familia Titor; dentro de un año más o menos también quedó claro que sus predicciones también habían sido erróneas, ya que no hubo guerra civil y no hubo disturbios en las elecciones presidenciales de 2004, Bush ganó la reelección y, aunque fue una carrera reñida, fueron pequeños los ” disturbios masivos “que Titor había predicho.

La gente en el foro también comenzó a señalar las similitudes en sus predicciones con las películas de viajes en el tiempo populares de la época, por ejemplo, en una publicación menciona un Chevrolet Corvette de 1967 como el hogar de su milagrosa máquina del tiempo, haciéndose eco del argumento de Delorean de Back to the Future, muchas de sus otras teorías sobre el pánico de la computadora en el futuro, tenían sorprendentes similitudes con el pánico del año 2000 que había tenido lugar antes del Año Nuevo anterior.

volver al futuro

Titor afirmó que su misión era crear una línea de tiempo en la que no ocurriera la segunda guerra civil y la Tercera Guerra Mundial, y que la razón por la que nadie había oído hablar de ellos antes era porque había tenido éxito, pensó que había un creciente aire de duda a su alrededor, y con esto logró mantener la atención de Internet y detectives civiles durante años; en 2009 surgió una investigación con un probable sospechoso un abogado de entretenimiento de Florida, aunque las afirmaciones nunca fueron probadas este al parecer era quien estaba detrás de todo.

Finalmente, sus afirmaciones fueron desacreditadas, ya que sus predicciones nunca se hicieron realidad, pero si es que sus teorías fueron ciertas, entonces gracias a él se evitaron muchos de los terribles sucesos que en su “futuro” él y todo el mundo vivió; ciertamente algunos de sus posibles sucesos si fueron realidad, debido a esto algunas personas aún siguen creyendo en la veracidad de las publicaciones que hizo John Titor, para estas personas lo que publico no fue simple casualidad ya que nos advertía que nuestro mundo estaba en peligro y al hacernos saber hizo que estos planes fueran develados y ya no ejecutados por los grupos que los tenían en mente; este suceso puede ser asociado a la lectura de cartas la que cuando nos advierten algo ya no lo hacemos como debe ser con tal de cambiar nuestro “futuro”, algo que Titor tenía como misión.

Titor

La credibilidad de todas estas hipótesis lanzadas han sido separadas por ambos bandos, los que creen que es cierto y los que creen que Titor en realidad nunca existió y fue parte de un experimento social; lo último que se sabe del tema es que Titor nunca más apareció ya que dijo que volvería a su tiempo, personalmente creo que es algo difícil de creer ya que nunca apareció personalmente en algún lugar, solo fueron publicaciones que cualquier persona pudo haber creado detrás de una computadora; ya hemos conocido casos de viajeros en el tiempo, pero como Titor ninguno ya que este se animó a decirnos que pasara en nuestro futuro, lo peor de estos supuestos viajeros del tiempo es que ninguna de sus historias son parecidas pero que se sitúan en años parecidos lo que hace que nadie llegue a creerlos.