La leyenda del duende irlandés y su olla de oro

Seguramente, todos hemos oído de niños la leyenda que cuenta que si logramos llegar al final de un arcoíris, nos encontraremos frente a una gran olla de monedas de oro custodiada por un duende, quién no sabes si es amable o bondadoso. La verdad es que esta leyenda irlandesa ha recorrido cada rincón del planeta y mucha gente parece haberlo creído fervientemente. Sin embargo, llegar al punto final de un arcoíris, que en realidad podría tratare también del principio visto desde otro punto de la superficie, es muy complicado. ¿Cuántas veces hemos caminado por horas y aparentemente nunca acortamos la distancia que nos separa del final de un arcoíris? Esto debido a que por percepción visual, el término del arcoíris parece estar más cercano de lo que realmente esta.

La leyenda de origen irlandés, nos seduce con una recompensa que se trata de una olla llena de relucientes y enormes monedas de oro, la cual se encuentra custodiada por el “leprechaun” (duende irlandés). Esta criatura tiene la misión de evitar que el tesoro caiga en manos indebidas o de corazón impuro. Sin embargo, la leyenda cuenta que el leprechaun, como todos los duendes, son seres muy astutos y desconfiados, a quienes les gusta reírse de los forasteros que intentan obtener su oro, se burla de sus intenciones y se vale de diferentes artilugios para confundirte.

Asimismo, como ninguna medida de protección es perfecta, existe una forma de engañar a este singular duende y conseguir su oro. La misma leyenda sostiene que si posas tu mirada fijamente en el duende, congelarás sus movimientos y de esa manera podrás tomar su oro. Sin embargo, este procedimiento tiene sus riesgos, pues, para lograr inmovilizar completamente al leprechaun, no debes despegar la vista ni por un solo segundo de la criatura, en caso, realices un fugaz parpadeo, el hechizo se desvanecerá, y el leprechaun desaparecerá junto con su olla de monedas de oro.

 

leprechaun irlandés

¿Qué nos dicen los científicos?

Científicamente, un arcoíris no es más que un fenómeno óptico y meteorológico que tiene lugar posteriormente a una fuerte lluvia o algún suceso climatológico. Sin embargo, cuando podemos contemplarlo, que no es muy seguido, es normal que a todas las personas nos genere un efecto de alegría y muchos traigan a su mente la leyenda de los leprechauns con su olla de oro.

Y es precisamente el acontecer de una lluvia que constituye uno de los motivos de la aparición de los leprechauns. Se dice que en épocas antiguas en el país de Irlanda, cuando finalizaba una lluvia, era una señal para que los niños volvieran a salir a jugar a las calles, luego de haberse protegido de la llovizna. Junto con ellos los duendes o leprechauns hacían su aparición, porque a ellos les encanta interactuar con los niños. Los más mayores le decían a los niños que si llegaban al final del arcoíris tendrán la oportunidad de obtener un gran tesoro, pero siempre advertían tener cuidado con los lepreachuns, debido a que como hemos mencionados, suelen parecer seres nobles, pero en realidad pueden resultar ser criaturas malévolas y llenas de avaricia, que por proteger su oro podrían ser capaces de todo.

Sin embargo, muchos estudios fundamentan que un arcoíris no representa un “arco” exactamente. En realidad se trata de un círculo, pero solo podemos apreciar la mitad, debido a que la otra mitad se encuentra sumergida debajo de la superficie. Entonces, si nos ponemos a analizar, si se trata de un círculo, una figura que no tiene punto de inicio ni de final, solo el centro que se encuentra en algún punto de la superficie. Por ende, ello derrumba toda la leyenda del leprechauns y su olla de monedas de oro. Pero no es motivo para dejar creer en esta fascinante historia que atrapa a millones de personas en el mundo.

leprechaun irlandés

El leprechaun irlandés en la vida

A pesar que la ciencia intenta contradecirnos y derrumbar la magia de la leyenda del leprechauns. Muchas personas han intentado premeditadamente alcanzar el final de un arcoíris. ¿Quién no pensó de niño en aventurarse en busca del leprechaun y su olla de oro? ¿Cuántos no imaginamos y repensamos lo que haríamos cuando nos encontremos frente a frente con el duende custodio? ¿A cuántos no les consumió el cerebro, las ideas que harían con todas las monedas de oro que conforman el tesoro?

leprechaun irlandés

Lo cierto es que hemos crecido, muchos hemos sido testigos de algún arcoíris pero pocos hemos cumplido nuestra misión de aventurarnos en busca del tesoro. Sin embargo, la leyenda del arcoíris también puede entrever otras interpretaciones. No todos conceptualizamos el mismo arcoíris, ni vamos en busca del mismo tesoro. Cada quién tiene una meta idílica en su  vida y siempre aguarda el momento perfecto para ir por ella. El leprechaun puede representar una situación o desafío que nos impide alcanzar nuestras metas, pero sabemos que a través de una estrategia, empeño e ilusión podremos capturar nuestra meta y retornar con una olla llena de oro.

 

Se dice que un arcoíris, en realidad es un fenómeno óptico que somos capaces de observar por nuestra percepción visual en combinación con los matices del arcoíris, sin embargo, no es tangible, ni visible por otros seres, por ejemplo animales.

Existen muchas leyendas e hipótesis al respecto, todas son parte de la cosmovisión humana y muchas veces ha servido de inspiración a historias, que incluso, han llegado al cine.

Creamos o no en la leyenda del leprechaun y su olla de brillantes monedas de oro. Por el contrario, creamos en la explicación del fenómeno óptico, meteorológico e ilusorio que señala que técnicamente un arcoíris solo es una invención de nuestro cerebro e iris ocular. Sin embargo, la creatividad de las personas no tiene límite y una dosis recomendada de fantasía no le cae mal a nadie.

La leyenda del duende irlandés leprechaun, es una historia que nunca pasará de moda y aunque la ciencia lo desestime y muchos adultos lo utilicen para añadirle emoción al suceso del arcoíris, ¿quién sabe? Toda persona tiene sueños y deseos, que como el leprechaun, siempre está a nuestro alcance, solo debemos ir por ellos.

leprechaun irlandés

También te puede interesar:

Maldiciones de gitanos, mitos y leyendas

Encuentros con sirenas

La leyenda de los piratas