Seleccionar página

EL MISTERIO SIN RESOLVER DE JACK THE RIPPER

EL MISTERIO SIN RESOLVER DE JACK THE RIPPER
Desde 1888, el nombre de Jack el Destripador ha sido misterio y leyenda. Por años, cientos de teorías han tratado de dar con la identidad del cruel asesino que aterrorizó al Londres victoriano. Sin embargo, hasta nuestros días sigue siendo una oscura interrogante en la historia.

Cinco mujeres, todas prostitutas, fueron atacadas cruelmente, a tres de ellas incluso les sacaron el útero. Lo que llamó la atención de las autoridades de la época es que ninguna de ellas fue atacada sexualmente, lo que indica que el asesino actuó guiado exclusivamente por el infame placer de matar.

 

Jack el Destripador nunca fue atrapado por las autoridades, escapó libremente de todos sus crímenes. Por lo tanto, esta leyenda ha sido cada vez más explotada y explorada, en el afán histórico de conocer la verdad detrás. De su leyenda, se han creado libros, películas, series y hasta recorridos turísticos en las zonas involucradas en el caso.

Escrito de Jack el destripador

Escrito de Jack el destripador

TERROR VICTORIANO

En los callejones más oscuros de Whitechapel, al este de Londres, fueron abandonados los cuerpos mutilados de las prostitutas. Estos asesinatos sumieron a la población en el más profundo terror. Crearon un clima de tensión y oscuridad que se incrementaba cada día que pasaba y el culpable no era atrapado.

La policía elaboró una lista de sospechosos, realizó investigaciones, ejecutó interrogatorios y supervisó minuciosamente las pistas derivadas de las autopsias de los cadáveres. Sin embargo, a pesar de tener varios sujetos de interés, la falta de pruebas impidió la posibilidad de una condena.

Mientras tanto, los círculos más influyentes de Londres ejercían presión para que las autoridades entregaran un culpable. La mayoría de las personas, especialmente las damas, evitaban internarse en las oscuras callejuelas londinenses y nadie se sentía seguro, ni siquiera en su casa.

Jack el destripador

Jack el destripador

LAS TEORÍAS MÁS SONADAS

  1. AARON KOSMINSKI: fue un peluquero de 23 años, de origen polaco, que figuró en la lista de sospechosos de las autoridades, pero fue liberado por falta de pruebas. Años después, fue internado en un centro psiquiátrico debido a que sufría de alucinaciones, esquizofrenia y paranoia.

En 2007, el investigador Russel Edwards se valió de las más avanzadas tecnologías forenses para analizar el chal ensangrentado de una de las víctimas. Este análisis presuntamente reveló una coincidencia de ADN con Kosminski, lo que sería una prueba de su culpabilidad.

  1. UNA MUJER: Algunos investigadores sostienen que Jack el Destripador era una mujer. Se basan en el hallazgo de ropas femeninas en la casa de una de las víctimas, que por supuesto no le pertenecían. La ausencia de abuso sexual y la saña con que se atacaron los órganos reproductivos también se usaron para apuntar hacia esta teoría. 

 

Jack el destripador de Londres

 

 

La investigadora John Morris expone la teoría de que Jack el Destripador pudo haber sido Elizabeth Williams, esposa del médico John Williams. Este doctor figuró en la lista de sospechosos de la policía y se dice que una de las víctimas del destripador fue su amante: Mary Jean Kelly. Los celos hacia esta mujer pudieron haber sido un móvil para su esposa.

  1. OTROS SOSPECHOSOS CÉLEBRES

 

Jack el destripador

  • Sir William Gull, médico de la reina Victoria
  • Walter Sickert, pintor impresionista
  • Lewis Carroll, autor de Alicia en el país de las maravillas
  • Lord Randolph, padre de Winston Churchill
  • El príncipe Albert Victor, hijo de Eduardo VII
  • James Maybrick, mercader de algodón
  • Montague John Druitt, abogado de Dorset.

 LAS VÍCTIMAS CONFIRMADAS DE JACK EL DESTRIPADOR

  • Mary Nichols, asesinada el 31 de agosto de 1888.
  • Annie Chapman, asesinada el 8 de septiembre 1888.
  • Elizabeth Stride, asesinada el 30 de septiembre de 1888.
  • Catherine Eddowes, también asesinada el 30 de septiembre de 1888.
  • Mary Kelly, asesinada el 9 de noviembre de 1888.


Los asesinatos de Whitechapel continúan irresueltos y las especulaciones aumentan. Sin embargo parece haber un punto en común en todas las teorías: el asesino debe haber tenido un conocimiento avanzado de la anatomía humana. Esto se cree debido al tipo de cortes encontrados en los cuerpos de las víctimas y a la manera en que fueron destripadas.

A pesar de que algunas de las teorías señaladas podrían ser viables, no han sido confirmadas de manera irreversible. Por lo tanto, el misterio de los brutales asesinatos continúa horrorizando y cautivando la imaginación humana a través de las generaciones. Así, la identidad de Jack el Destripador, uno de los asesinos más despiadados de la historia permanece entre las sombras.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *