Salish Sea es una conocida región en el oeste del continente americano. En esta intrincada formación de vías costeras se unen el sur de Canadá y el norte de los Estados Unidos. Esta zona cuenta con pequeñas islas, estrechos y ríos. Es también el escenario de una de las historias más desconcertantes del siglo 21. En las costas de Salish Sea aparecen zapatos con pies humanos dentro.

En 1887 se daría el primer hallazgo de un pie humano dentro de un zapato, el hecho desconcertó a los habitantes de la localidad que no pudieron identificar al dueño del miembro. Varios años más tarde, en 1914 se encontraría una bota que también contenía un pie. En este caso, se pensó que el dueño de la bota era un hombre que se había ahogado en un río cercano. A partir de 2007 los descubrimientos se volverían más frecuentes y extraños.

En todos los casos registrados, los pies iban dentro de zapatos deportivos. Esto se debe a la tecnología de ese tipo de calzado, las bolsas de aire que contienen en su interior serían la responsable de hacer flotar las extremidades hasta la costa.

Zona de los descubrimientos




Zona de los descubrimientos

Aumentan las cifras

Solo en agosto de 2007 se encontraron dos pies derechos en la zona, transeúntes que paseaban por la zona alertaron a las autoridades inmediatamente. En ambos casos portaban modelos de zapatos deportivos que hacía tiempo estaban descontinuados. Solo uno pudo ser identificado como el de un hombre que había cometido suicidio.

En 2008 las cosas se tornarían más extrañas después del hallazgo de un pie derecho cuyo par sería encontrado meses más tarde. Ambos pies correspondían a un hombre de 21 años que fue reportado desaparecido en 2004. Esto se repetiría ese mismo año en el mes de noviembre, en este caso se encontraron un par de pies femeninos. Fueron identificados como los restos de una mujer que saltó de un puente cercano algunos años antes.

Hasta el año 2016 el número de pies encontrados ascendía a 20. De estos, 16 fueron hallados en las costas de Canadá y solo 4 en el territorio correspondiente a los Estados Unidos. Llama la atención que 18 de esos 20 eran pies derechos y que los dos izquierdos lograron emparejarse con algún otrod e esos 18.

Algunos de los zapatos encontradosAlgunos de los zapatos encontrados




Un hecho desconcertante

Estos descubrimientos fueron inmediatamente etiquetados como extraños e inexplicables. La descomposición de los cuerpos permite que los pies, cabeza y manos se separen del cuerpo, pero estos no son capaces de flotar y en varias ocasiones los pies se vieron flotando cerca de la costa. Tampoco se explica cómo no se han encontrado otras partes del cuerpo.

A pesar de las diversas pruebas, son pocos los pies que han logrado identificarse. Una de las teorías propuestas es que las extremidades pertenecen a personas que perdieron la vida en un accidente aéreo que terminó en el mar. También se cree que pueden pertenecer a víctimas de un tsunami ocurrido en Asia en 2004. Una tercera teoría plantea que la intervención humana sería la responsable de los hallazgos y aunque no se ha encontrado nada que confirme esta teoría, tampoco ha sido descartada.

El origen de los pies sería difícil si no imposible de determinar. Las corrientes oceánicas pueden desplazar los objetos a través de largas distancias y en la zona de Salish Sea varias corrientes se encuentran lo que ha complicado las investigaciones aún más.

Pies en descomposición encontradosPies en descomposición encontrados

Reacciones encontradas

Los habitantes de la zona se dividen entre la preocupación y la incredulidad. Aunque equipos científicos han explicado en reiteradas ocasiones cuáles podrían ser los orígenes de los misteriosos pies, una fracción se inclina a pensar que la mafia está deshaciéndose de cuerpos en territorio canadiense.

Por otro lado, hay quienes se han tomado todo el asunto con humor y esto se ha convertido en una bizarra atracción turística de la zona. Algunas personas han llenado zapatos con huesos animales y carne de origen desconocido.

No se sabe de dónde vienen ni cuántos más llegaran, pero el misterio de Salish Sea es uno que mantiene desconcertada a la comunidad científica. Con los avances tecnológicos parece increíble que no se encuentre una explicación para el origen, así como tampoco porqué los pies terminan en esa zona precisamente. Mientras tanto, los números siguen aumentando a medida que los pies se acercan paso a paso.

Autor: Melany Moncada