Las historias o hipótesis que conocemos de los ovnis siempre han hablado sobre del gobierno de estos seres de una raza mucho más avanzada que la nuestra, pero existe una hipótesis la cual es muy distinta a todas, pero que está basada en la historia de la humanidad, se trata de que estos seres extraterrestres nos han utilizado y nos han mantenido como una granja para poder alimentarse de nosotros, esta tan escalofriante teoría aunque parezca descabellada tiene el origen desde que la humanidad se inició.

ganado humano




El principio de nuestra naturaleza que se nos ha puesto siempre en mente es que el humano nace, crece, se reproduce y muere, entonces el ser vivo por naturaleza tiene que reproducirse pero si nos damos cuenta, ¿qué pasa cuando una especie de animales por necesidad es reproducida en cantidad en un granja?, la respuesta es simple una raza superior a esta la usa de alimento, pero la mantiene siempre en una constante reproducción en la misma granja para poder satisfacer su hambre; sabiendo esto, ¿podríamos decir que alguna raza nos haya sembrado para poder servirles de alimento en algún momento?.

Aunque suene incluso algo tonto tenemos las cualidades para ser vistos como una raza ganado, ya que con el avance del tiempo hemos desarrollado curas propias, alimento propio, vivienda, nos expandimos independientemente para poder satisfacer nuestras necesidades, cosa que sería demasiado buena para una raza alienígena la cual sería carnívora y que cuidan de nosotros y nos vigilan ya que somos su alimento en proceso de procreación.

sembrio de humanos

Algunos teóricos de la conspiración que creen que la Biblia es solo un instrumento creado por otros seres que obviamente no son de nuestro planeta, para gobernar a la humanidad, creen que en estas páginas también dicen cosas que van relacionadas a esta hipótesis, por ejemplo aseguran que en Génesis al momento de decir “En cuanto a vosotros, sed fecundos y multiplicaos; poblad en abundancia la Tierra y multiplicaos en ella” se cree que lo dicen con la intención de generar más humanos en la granja llamada Tierra para así tener alimento en abundancia.

Si analizamos bien algunos párrafos de la Biblia bajo el contexto de esta hipótesis, podríamos deducir que este libro sagrado no es más que un instrumento extraterrestre para manipular a su antojo a los humanos, además de hacernos la pregunta del porque dios quisiera que nos multipliquemos, con qué razón o motivo; entonces también viene la duda del porque Dios puso a Adán y Eva, para poblar el planeta, suena como si fuese un sembrío de humanos en el planeta granja para después llenarlo y así tener el ansiado alimento extraterrestre.

adan y eva con un dios reptiliano




Pero podríamos poner algunas pruebas de la hipótesis que estamos siguiendo, ya que los teóricos de la conspiración al creer que los alienígenas fueron los “Dioses” de las culturas antiguas, fueron quienes les enseñaron todo, incluso los sacrificios humanos; pero ¿para qué hacer un sacrificio humano a los Dioses?, ¿Acaso es que estos Dioses alienígenas vinieron a satisfacer su hambre en la granja llamada Tierra? Es algo que no podríamos asegurar al 100%, pero la razón por la cual todas las culturas antiguas de la humanidad ofrezcan sacrificios a los Dioses nos hacen pensar que estos Dioses o extraterrestres tenían la necesidad de comer el ganado que habían sembrado en la granja, pero además de enseñarles algunas cosas deberían hacerlo sin que ellos se ofendan o se dieran cuenta.

La idea de sacrificio se dio en casi todas las culturas del mundo en el cual se venera a los Dioses haciéndoles la ofrenda, en otras de las culturas que se han conocido como la Azteca, se hacían sacrificios por que los dioses se alimentaban de la sangre humana, es algo aterrador pero todo llegaría tener sentido si es que esta hipótesis fuese real; sabiendo incluso que los Annunaki y los dioses de otras culturas en todo el mundo eran dioses reptilianos que gobernaban a su cultura y obviamente a las otras culturas y únicamente pedían como alimento la sangre humana ya que según lo que se les había dicho ellos no tenían sangre y la consumían para mantenerse vivos, podríamos creer que estos reptiles llamados dioses pueden ser los dueños de la granja humana, la cual es necesaria para el alimento de su especie carnívora.

La prueba actual por la que se cree que estos extraterrestres dueños de la granja humana siguen observándonos, son los avistamientos de naves que únicamente pasan por nuestro planeta viendo que pasa con nosotros, sin interactuar con la gente ni mucho menos atacarnos; pero lo que se cree que les inquietaría más serian la tecnología armamentística que tiene la raza humana, las bombas nucleares son armas de destrucción masiva que podría ser peligrosa para cualquier especie, esta teoría sale a partir de los avistamientos ovni que se han reportado encima o alrededor de bases nucleares o de bases militares a nivel mundial.

Esta podría ser la razón principal del porque los gobiernos actuales no han dado ningún tipo de declaración sobre los avistamientos o comunicación con ovnis, se supone que los altos mandos saben las verdaderas intenciones que tienen los extraterrestres para con su granja que seriamos nosotros, y que habría poco o nada por hacerse, así que todo lo mantienen en secreto, pero los dueños de nuestro planeta granja lo único que por el momento tienen como preocupación es el posible enfrentamiento entre humanos los cuales podrían destruirse a sí mismos con guerras y esto sería perjudicial para esta raza desarrollada, ya que los humanos simplemente morirían en grandes cantidades.

aztecas sacrificando

Esta teoría es como su propio nombre lo dice, una teoría loca la cual tiene pruebas de situaciones que pueden estar sucediendo alrededor de nosotros, lo único que podríamos hacer ante especulaciones como esta es estar preparado para cualquier suceso que pueda ocurrir ya que una simple especulación nos podría dar pistas para realmente saber la verdad que por tanto tiempo se nos ha estado ocultando además de salvar nuestra propia vida en cualquier momento.

dioses pidiendo sacrificios humanos