Select Page

Violeta: el color del poder oculto

Violeta: el color del poder oculto

Violeta o púrpura: de la púrpura del color al poder la teología y el ocultismo. Violetas y violencia, es curiosa la proximidad fonética de violeta a violencia, en italiano violeta es “viola”, violencia es “violenza” y violar es “violaré”-. En Francia e Inglaterra violencia es “violence” y violación “violation”. Es históricamente plausible que esta relación tenga que ver con el púrpura, pues, el púrpura era en realidad el color de los poderosos. De ese modo el color de la violeta se convirtió junto al nombre del púpura, en el color del poder y la violencia.

El color del poder

En el mundo antiguo el color para honrar a Dios era el mismo que el de los soberanos. Cuando el rey iba al César a beber vino en las copas de oro robadas por su padre en el templo de Jerusalén, aparecen dibujadas en la pared las enigmáticas palabras MENE MENE TEKEL UPHARSIN. El rey asustado promete el honor a quien sea capaz de decirlas, quien sea capaz de leer las palabras y explicar las palabras y leer su significado será vestido de púrpura y se le pondrá una cadena de oro al cuello vestido de púrpura. Era un privilegio aún mayor que llevar oro.

El ojo que todo lo ven en la rueda de la fortuna y el violeta o púrpura.

El color de la teología

El violeta eclesiástico también tiene su origen en el púrpura. El color del poder terrenal es en su interpretación eclesiástica el color de la eternidad y la justicia. Así resolvió la iglesia el dilema de aparecer sus ministros, por una parte como aspirantes al poder y por otra como humildes servidores de Dios. En la iglesia evangélica el violeta ha sido hasta hoy el color eclesiástico. En los días de servicio religioso se izan banderas blancas con una cruz violeta. Las señales de carretera que indican los servicios evangélicos muestran una iglesia de color violeta. Cuando Elizabeth Taylor estuvo casada con el político republicano Warner, lo acompañaba a sus campañas, no podía vestir de su color favorito, el violeta, porque el partido estimaba que el color de los reyes no era el más adecuado para un partido llamado republicano.

Cuando Warner ganó las elecciones Elizabeth celebró las elecciones con un traje color violeta, el color de la magia. El violeta de los brujos se inscribe en la tradición del púrpura. Cunado Moisés hizo saber a los israelitas que los sacerdotes deberían vestir túnicas de color púrpura, los sacerdotes y los magos eran aún mediadores del más allá que poseían el mismo rango como complementario del amarillo, el color del entendimiento. El violeta es el color de la fe y la superstición. Violeta, los magos cambian de color por el púrpura, eran mediadores del más allá.

La bebida popularizada recientemente, el purple drank, una mezcla de codeína (presente en el jarabe para la tos, Sprite y caramelos.

El color del poder

Julio César, decretó que los senadores podían llevar fajas color púrpura en la toga, pero él era el único que podía llevar la túnica púrpura. Religión, el domingo de resurrección todos los sacerdotes católicos visten de púrpura. En muchas iglesias se cubren los crucifijos durante semanas Santa con paños morados. Las coronas inglesas están guarecidas con terciopelo violeta, el color de la púrpura en Inglaterra. El sentido original de la palabra mago se refería a los integrantes de una tribu de media y luego a los sacerdotes persas. En términos modernos se refiere a una especie de astrólogo, adivino, que practica magia, hechicería o brujería. Los hechiceros o brujos eran grandes sabios, quienes aconsejaban al rey. Mago es sinónimo de astrólogo, sabio, conocedor, hechicero, alquímico, asesor del rey.

El púrpura o violeta representa la madurez y la experiencia según Goethe. También el poder y la solemnidad. Y en algunos casos la mística y la magia. El violeta se asocia con criaturas de otros mundos.

Chicha morada

Psicología del color

La mezcla de colores que conforman el violeta le dan un significado muy ambivalente, ya que las simbología del rojo y el azul son muy contrarias. El azul significa paz, armonía y espiritualidad, por otro lado, el rojo es pasión, fuerza e intensidad. No puede haber dos estados más opuestos. Así, al crearse el color violeta de esta unión, aparecen numerosas contradicciones en el simbolismo de este color.

Alicia en el País de las Maravillas: Mensajes Ocultos

El color violeta es también símbolo de penitencia y humildad. He aquí la primera de las contradicciones, poder versus humildad. Es por esto que se utiliza este color en muchas ceremonias religiosas católicas. Desde hace muchos años el color violeta ha simbolizado el poder y la eternidad. Esto es así porque antiguamente se teñían de este color las famosas túnicas hecha con seda de la China, tejidas a mano por los mejores tejedores sirios y bordadas en oro en Egipto.

Existía un procedimiento muy elaborado para teñir las sedas a partir del tinte de un molusco, que le daba un color muy característico y que no se desteñía con el uso. De ahí su comparación con la eternidad. Además, este color solo lo podían llevar las familias poderosas y por eso ha sido un color asociado con el poder. También se asocia con la magia, el esoterismo, y todo lo místico en general. Es un color que aúna en sí mismo la dualidad, sensualidad y espiritualidad, emoción y razón, intensidad y calma. Además, es el último color visible del espectro antes del ultravioleta, por lo que se encuentra al límite de lo visible.

La Naranja Mecánica: Película Illuminati

En su conexión con el color azul, el violeta no muy intenso se asocia con la calma, la serenidad y el bienestar emocional. Algunos toques violetas en la decoración, harán que las personas se sientan cómodas y relajadas en ese espacio, pero hay que tener cuidado con sobrecargar ese espacio, pues, mucho violeta puede recargar la depresión y la nostalgia. Por otro lado, y en conexión con el color rojo, el violeta representa la codicia y el sexo, algunos estudios demuestran que este color actúa sobre nuestra mente aumentando el deseo sexual. Se relaciona con el erotismo, el morbo y las fantasías sexuales, pues, conecta el cuerpo y la mente.

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *